Contenedores de residuos

HOME

 
 

Contenedores de residuos hospitalarios

Los contenedores de residuos hospitalarios son un tipo de producto en donde se depositan todo tipo de desechos que se producen en cualquier institución hospitalaria. Dado los altos riesgos que algunos de estos restos tienen para el me dio ambiente y para la salud de todos los que están en contacto con ellos, casi todos los países del mundo poseen algún tipo de legislación que regula como debes ser depositados los residuos según su grado de peligrosidad.

Es este et contexto, donde los contenedores de residuos hospitalarios cumplen un rol más que protagónico a la hora de protegernos de dichos residuos hospitalarios. Pero más allá de esto ¿Qué son exactamente los residuos hospitalarios? Se consideran residuos especiales u hospitalarios, a aquellos desechos respecto de los cuales se crea y/o sospeche que puedan contener algún tipo de agentes patógenos en concentraciones o cantidades suficientes para causar diversas enfermedades a cualquier persona susceptible de ello.

Este último aspecto es crítico ya que en ciertos pacientes o personas que tengan bajas las defensas, cualquier bacteria puede llegar a ocasionarle graves inconvenientes de salud. Volviendo al tema de la clasificación de los residuos peligrosos que posteriormente serán depositados en los contenedores de residuos hospitalarios, podemos realizar la siguiente clasificación para diferenciarlos. En primer lugar, se considera residuos hospitalario peligrosos a los cultivos y muestras almacenadas en variados recipientes como por ejemplo, residuos de la producción de material biológico, vacunas, placas de cultivo y como así también mecanismos para transferir, inocular y mezclar cultivos de diverso tipo, residuos de cultivos y muestras almacenadas de agentes infecciosos (es decir, pruebas realizadas a pacientes que posee algún tipo de enfermedad contagiosa) y productos biológicos asociados (que incluyen, cultivos de laboratorios médicos y patológicos, cultivos y cepas de agentes infecciosos de laboratorios industriales y de investigación).

contenedores de residuos hospitalariosEn segundo lugar, los residuos patológicos que básicamente son, restos biológicos (tejidos humanos, órganos, partes del cuerpo que hayan sido cortadas o extirpadas, fluidos corporales que impliquen algún tipo de riesgo biológico y que han sido removidos recientemente de algún paciente). En tercer lugar, sangre humana y todos sus subproductos derivados como sangre humana propiamente dicha, ya sea en jeringas o en recipientes de almacenados. Estos elementos, es decir las jeringas, deben indefectiblemente ser tirados en los contenedores de residuos hospitalarios con la mayor rapidez y seguridad posible; nunca jamás se debe aceptar o reutilizar una jeringa que ya haya sido utilizada anteriormente sin importar en que persona.

vagones de basura de clinicasPor último y en cuarto lugar, los productos cortopunzantes como el que acabamos de mencionar, deben también ser depositados en los contenedores de residuos hospitalarios. Vale destacar, que cuando hablamos de productos cortopunzantes estamos haciendo referencia a todos aquellos residuos que en algún momento hayan estado en contacto con algún paciente humano o animal durante las fases de diagnostico, de tratamiento, de investigación o producción industrial (jeringas, pipetas Pasteur, agujas, bisturís y mangueras, placas de cultivos, cristalería rota que haya estado en contacto con algunos de los tantos agentes infecciosos que hoy en día se encuentran) y como su nombre lo indica tienen un filo y hat que manipularlos con sumo cuidado.

Esta de mas decir, que muchos de estos desechos que acabamos de mencionar no solo se encuentran en los hospitales sino que además pueden ser fácilmente encontrados en cualquier hogar tradicional, es por eso que se recomienda tomar las precauciones del caso y siempre depositar estos desechos en algunos de los tantos contenedores de residuos hospitalarios que se encuentran en esas instituciones. Nunca jamás hay que arrojar residuos potencialmente peligrosos con los demás desechos diarios, ya que el trabajador encargado de su recolección no sabe que esta manipulando algún elemento que puede poner en riesgo su saludo y por lo tanto, no toma ningún tipo de precaución al respecto. En caso de que una sabana se manche con sangre o con algún otro fluido de una persona enferma (o no), se recomienda colocar con suma cuidado los productos afectados en una bolsa hermética, para después poder trasladarlo hasta el hospital mas cercano donde finalmente serán depositados en los ya mencionados contenedores de residuos hospitalarios.

Particularidades de los contenedores de residuos hospitalarios

En cuanto a las características propias de los contenedores de residuos hospitalarios, podemos decir que en nuestros días hay una gran variedad de ellos disponibles en el mercado de compra y venta de productos sanitarios. En algunas ocasiones se podrá encontrar grandes contenedores de residuos hospitalarios, con capacidad para muchos kilos de desechos, pero que no son accesibles para cualquier persona. En caso de necesitar estos productos en nuestro hogar, hay opciones mucho más accesibles para el bolsillo, y que tienen prestaciones más adecuadas. Si se esta por adquirir unos de estos contenedores, que vale destacar son mas pequeños que los que se pueden encontrar en un hospital, es recomendable averiguar si esta debidamente autorizado para el fin de que se quiere darle. Una manera de darnos cuenta de estos a simple vista es buscando si en la superficie externa del contenedor se encuentra el símbolo que identifican a los residuos peligrosos.

 

[ www.ventacajas.net ] [ Todos los derechos reservados ] [ Contacto ]